¿Qué tenemos que tener en cuenta para elegir una franquicia de belleza?

Franquicias de peluquería baratas

¿Qué tenemos que tener en cuenta para elegir una franquicia de belleza?

febrero 26, 2016
|

Las franquicias ofrecen la posibilidad de poner en marcha un negocio que ya está testado y tiene un nombre y una experiencia, es decir, se reproduce una empresa con éxito probado. Actualmente, el mercado cuenta con franquicias para todos los sectores, pero… ¿qué tenemos que tener en cuenta si queremos abrir una franquicia de belleza?

Una vez que tenemos claro que queremos abrir una franquicia y no un negocio propio comenzando de cero, debemos tomarnos tiempo para ver las distintas opciones que nos ofrece el mercado. Un negocio va a ocuparle gran parte de su tiempo y debemos elegir una marca con la que nos sintamos cómodos trabajando. Es fundamental analizar la tipología de negocio que ofrece el franquiciador desde un punto de vistas operativo y estudiar nuestras propias capacidades.

Debemos asegurarnos de que disponemos de los recursos necesarios para poner en marcha el negocio. La recomendación de los expertos es contar con el 60% de los recursos necesarios para iniciar la actividad. En el mercado existen franquicias que no requieren una inversión de apertura pero sí tendremos que tener en cuenta gastos como el alquiler del local (en caso de que optemos por esta opción).

Otro punto a tener en cuenta es el apoyo que recibiremos desde la central ya que el objetivo es que el centro funcione una vez puesto en marcha. Hay franquicias que obtienen un beneficio de apertura y luego ‘se olvidan’ del franquiciado. Lo ideal es tener un franquiciador que le cuide y se preocupe por obtener resultados. Para ello debemos trabajar con productos o servicios competitivos que ofrezcan un valor añadido. Si se ofertan los mismos tratamientos a los mismos precios será difícil destacarnos de los competidores.

No demos por válido todo lo que nos cuenten. Debemos comprobar y validar toda la información para así tomar conclusiones. Podemos encontrar información tanto en las webs corporativas como en portales especializados, ferias del sector, medios de comunicación… Hay franquicias que apuestan por la transparencia y tienen publicado en su web tanto el contrato como otra documentación de interés para los franquiciados.

Opencel es una de las que ha optado por esta transparencia. “Para nosotros, la transparencia empresarial ha sido una prioridad. En unos momentos como estos en que cada día leemos y escuchamos noticias más sorprendentes de distintas franquicias, creemos que es imprescindible diferenciarnos y publicar todos nuestros documentos para que los interesados realmente tengan acceso a la información”, asegura Alejandro Ruíz Barea, director de Opencel.

Estudie bien el contrato de franquicia. Debe saber con exactitud qué le proponen, cuáles serán sus obligaciones y sus derechos.

Rodearse de expertos para aquellos temas y aspectos que no dominamos es aconsejable. Por ejemplo, en los centros de belleza es importante la calidad de la aparatología, los productos y los tratamientos. Debemos fijarnos que tengan los certificados en regla y que aseguren resultados a sus clientes.

También debemos conocer los riesgos potenciales, por ejemplo, debemos saber si la franquicia tiene una penalización en caso de querer cerrar y cuáles son los costes.

Acerca de Opencel – http://www.opencel.es

Opencel es una red de franquicias de estética y belleza que nace en 2010 en Málaga y que ofrece un concepto revolucionario de negocio. Dispone de una amplia presencia en toda España con centros ubicados en todo el territorio y a nivel internacional en países como Portugal. El sistema de franquicias Opencel supone una firme oportunidad para el autoempleo ya que no requiere inversión inicial y la enseña pone a disposición del franquiciado la última tecnología en aparatología estética. Opencel ofrece una gran variedad de tratamientos estéticos y de belleza entre los que se encuentran: cavitación, radiofrecuencia, etc. Su novedoso sistema permite ofrecer 5 tratamientos por el precio de 1.