Mitos y verdades en torno al blanqueamiento dental

blanqueamiento opencel

Mitos y verdades en torno al blanqueamiento dental

Actualmente, el blanqueamiento dental está en boca de todos. Y es que a todo el mundo le gusta lucir una sonrisa perfecta, blanca y brillante. Sin embargo, aunque muchas de Nosotras nos someteríamos a un blanqueamiento dental para conseguirlo, algunas dejamos de hacerlo debido a todos los rumores y leyendas urbanas que circulan alrededor de este tipo de tratamiento. Pero ¿qué hay de cierto en todo lo que se dice? La cadena de centros de estética y belleza. Opencel nos aclara todas las dudas. ¡Atentas!

Mitos

  • Es solo cosa de personas mayores: Los dientes pueden oscurecerse en cualquier momento, es decir, no está relacionado con la edad. De hecho, son muchos los adolescentes que ya presentan cierto color amarillento en los dientes. En referencia a este tema, Opencel nos cuenta que los tratamientos blanqueantes suelen ser más efectivos en jóvenes.
  • Los dientes se oscurecen más en los hombres: Aunque queramos pensar así, esta frase es falsa. El oscurecimiento de los dientes afecta por igual a hombres que a mujeres y de hecho, recurren con la misma frecuencia.
  • El blanqueamiento dental sustituye a una limpieza bucal: Los dos tratamientos no tienen nada que ver. Una cosa es el blanqueamiento dental, una técnica estética para conseguir una sonrisa más blanca y saludable, y otra cosa es una limpieza bucal que lo que hace es eliminar las bacterias, reforzar el esmalte y proteger los dientes.

 

Verdades

  • Los fumadores tienen más posibilidades de tener dientes oscuros: Este hecho es innegable. Las personas que fuman tienen muchas más posibilidades de que sus dientes se oscurezcan ya que la nicotina ensucia los dientes al dejar depósitos en ellos. De hecho, las personas fumadoras son las que más recurren a este tipo de tratamientos.
  • Una excesiva obsesión por el blanco de los dientes genera adicción: Aunque os cueste de creer, existe la blancorexia, una obsesión por conseguir un tono de diente muy blanco. Este problema suele ocurrirles a las personas que abusan del de blanqueamiento dental o que no aceptan que el color de su esmalte no es un blanco puro y perfecto si no un amarillo suave.

Fuente: Nosotras.com