Cuidados básicos para tu cabello en verano

7:49
Franquicia, Salud y belleza, Tratamientos

Cuidados básicos para tu cabello en verano

9 septiembre, 2016
franquicias de centros de estética

El cabello tiene una importancia fundamental en nuestra apariencia estética, dice mucho sobre nosotros mismos, sobre nuestra personalidad. Nuestros hábitos pueden afectar a nuestra salud capilar, por lo que conviene evitar las malas prácticas. Resulta evidente que los agentes externos también pueden alterar el estado de nuestro pelo. En verano, por ejemplo, hay muchos focos de agresión para nuestra melena. Los rayos ultravioleta del sol, el agua salada del mar o el cloro de las piscinas pueden terminar por pasarnos factura, por ello desde nuestras franquicias de centros de estética queremos hacer hincapié sobre los daños propios del cabello durante la época estival y el mejor modo de evitarlos.

Existen muchos tipos de daños a los que deberá hacer frente nuestro pelo, sin contar con las condiciones genéticas o los desajustes hormonales que pueden debilitar nuestro cabello o incentivar su caída.

Daño ambiental

Es complicado evitar que nuestro pelo se vea alterado por la contaminación y otros agentes externos. Sin embargo, en esta época del año, cuando el calor aprieta es necesario usar fotoprotectores para el cabello que minimizarán la incidencia de los rayos solares y sus efectos negativos sobre nuestro organismo. Lo primero que deberemos tratar de evitar es un envejecimiento prematuro para nuestro pelo o nuestra piel. Además, las altas temperaturas contribuyen a que los niveles de contaminación permanezcan en el ambiente, lo que tampoco ayuda a nuestra salud capilar.

Daño por estrés

Tanto físico como emocional, este factor puede alterar nuestra salud capilar. Este fenómeno se conoce como efluvio telógeno y consiste en el debilitamiento del pelo y su caída abundante generando problemas de densidad y volumen. Lo normal en estos casos, es que el problema aparezca después de un episodio de estrés y que con el tiempo la caída remita.

Daño térmico

Es uno de los más frecuentes, sometemos a nuestro pelo al secador, la plancha o las tenacillas y las altas temperaturas pueden dañar su estructura. Daños que se ven ampliados por la incidencia del sol estival sobre nuestro cuero cabelludo.

Desde Opencel queremos destacar que los cuidados del cabello cobran mucha más importancia durante estos meses del año. Hidratarnos, tomar mucha agua y usar fotoprotectores es esencial para que nuestro pelo no se vea reseco y áspero tras el verano. En nuestras franquicias de estética encontrarás, además, tratamientos capilares para aportar fuerza y brillo a esta parte de nuestro cuerpo. Una opción muy recomendable para mermar los daños que el verano haya podida ocasionar a nuestra cabellera.

Si te gustó, ¡compártelo!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

займ на карту кредит онлайн